Patrimonio: IDENTIDAD Y TRADICIÓN

IDENTIDAD Y TRADICIÓN

La cultura popular en el Año del Patrimonio

La cultura popular es, junto con el patrimonio artístico, protagonista del verano gallego en este 2018, declarado Año Europeo del Patrimonio Cultural.

Leer más

Dentro de los numerosos elementos que definen la cultura popular gallega hay varios tipos de edificaciones, como las célebres pallozas de villas como O Cebreiro o el Piornedo. En muchas localidades gallegas hay construcciones típicas como los hórreos, que salpican todo el territorio, palcos de música, lavaderos, molinos o pendellos. O los cruceros, que remiten a otro de los elementos de nuestra cultura popular: la mezcla de religiosidad y supersticiones.

Muchos lugares en Galicia permanecen como testigos de esta hibridación, en la que se integra la siempre presente naturaleza de la tierra. Las pedras de abalar y dos cadrís de Muxía, con la iglesia de la Virxe da Barca al fondo, la cama de pedra de la ermita de San Guillerme, Santo Andrés de Teixido o la playa de la Lanzada son algunos de los centros de esta versión de la cultura popular llevada a las creencias.

Las festividades asociadas a estos y otros lugares y santos, milagrosos o no, funcionan como buenas muestras de la cultura popular. Romerías amenizadas con instrumentos tan asociados a la música gallega como la pandereta, el tambor o la omnipresente gaita, y que dan cabida a la artesanía, como la alfarería, la orfebrería o aquellas en Camariñas con las palilleiras. Estas fiestas reconocen el trabajo en el mar, con la Virxe do Carme celebrando a marineros y mariscadoras, o en la tierra, con el magosto, la vendimia o los mayos siguiendo el calendario de la cosecha.

También hay en esta agenda festiva fechas asociadas a otros eventos del año, como el entroido y sus múltiples manifestaciones por el territorio gallego, el San Xoán con sus hierbas o la Navidad, en el que los más pequeños de la casa esperan al Apalpador. Las romerías y los mercados eran, en algunos casos siguen siendo, centros de aprovisionamiento en lo que encontrar desde aperos de labranza y ganado hasta elementos del atuendo, como las zocas.

Edificaciones y fiestas, trabajos y tradiciones, música; todo esto conforma el paisaje de la cultura popular de Galicia, la que se celebra en el mes de julio y que es parte indispensable de nuestra identidad. Una parte importante de esta memoria se conserva en los archivos de gestión autonómica, que están celebrando en las redes, con la difusión de numerosas fotografías, el mes de la cultura popular.

Imágenes de Galiciana y redes de los archivos.