Nova: Avanzan las obras de reparación de la iglesia de San Francisco en Ribadavia

08/08/2018

Avanzan las obras de reparación de la iglesia de San Francisco en Ribadavia

Con una inversión de más de 113.000 euros, las actuaciones tienen por objeto corregir la entrada de humedades en el templo

El conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, realizó una visita a las obras

Santiago de Compostela, 8 de agosto de 2018.- El conselleiro de Cultura, Educación y Ordenación Universitaria, Román Rodríguez, viene de visitar las obras de reparación de la iglesia del convento de San Francisco, en la localidad ourensana de Ribadavia. El objeto de la intervención, que cuenta con un presupuesto de más de 113.000 euros, es corregir los problemas de humedad del templo, ocasionados por las filtraciones de agua. En la visita el conselleiro estuvo acompañado por la directora xeral de Patrimonio Cultural, María Carmen Martínez Insua; y por la delegada de la Xunta en la provincia de Ourense, Marisol Díaz Mouteira.

Los trabajos contemplan la renovación de la cubierta de la iglesia, con la colocación de nuevo entramado de madera, lámina impermeable, placas de fibrocemento y cubrición de tejas cerámicas curvas rojas. En el caso de las estancias adyacentes, se limpiarán, se renovarán o se repararán los canalones y bajantes en mal estado, se repararán los remates de encuentro lateral de faldón de las tejas con los paramentos laterales y se sustituirán las tejas rotas o dañadas.

El lugar que ocupa actualmente el convento franciscano de Ribadavia recibía antiguamente el nombre de Santiago de Alén, por motivo de la capilla o iglesia medieval, albergue u hospital de peregrinos del que nos hablan los documentos del siglo XIII. Las primeras construcciones del convento de San Francisco en Ribadavia datan de finales del siglo XVI y principios del XVII, aunque sufrió ampliaciones hasta completar su configuración actual.

De la iglesia conventual destaca su torre barroca con balcón, la bóveda de crucería y el altar churrigueresco. Además, en ella puede contemplarse parte del coro antiguo ojival (siglo XV) de la catedral de Ourense. Del convento anexo se conserva el claustro de los siglos XVII-XVIII, el portalón de medio punto de entrada y la escalera que formaban parte del antiguo convento situado en Santa Marta en el siglo XIII. A comienzos del XIX se convirtió en la tercera comunidad en importancia entre los conventos franciscanos de Galicia. En el año 1835 tuvo lugar la exclaustración hasta que, el 26 de abril de 1915, retornaron de nuevo los franciscanos. Los últimos frades se fueron a finales del XX y actualmente no hay comunidad monástica.